2013 ha sido peor que 2012, es un hecho en parte justificado por el taquillazo que supuso Tadeo Jones de LightBox, dirigida por Enrique Gato con una recaudación de 17,9 millones de euros, muy alejados de los 2,3 de Justin y la espada del valor de Kandor Graphics, de Manuel Sicilia y el resto de películas que se estrenaron el pasado año y que no aportaron mucho a la industria.

Futbolín de Juan José Campanella se quedó con unos modestos 1,2 millones de recaudación y películas como Gigantes; la leyenda de Tombatossals recaudó únicamente 27.000€, un éxito comparado con los 500€ de “Hiroku. Defensores de Gaia”, no es broma.

Este año se espera el estreno de Mortadelo y Filemón de Ilion, ¿Remontará la industria de la animación Española?.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.